martes, 30 de octubre de 2007

EL PALACETE DE YBARROLA, HISTORIA EN PELIGRO


Hace ochenta años, el Rey Alfonso XIII inauguró este emblemático edificio de la empresa Ybarrola, el estado actual es deplorable y sus instalaciones se están deteriorando por días, son muchas las voces que claman para que se le de un uso y no continué abandona y con una vertiginoso ruina. Este edificio forma parte del patrimonio histórico de nuestra ciudad, constituyendo parte de la memoria de todos los ceutíes, y tendríamos que denunciar que este representativo edificio no puede continuar en esta penosa situación actual.

Eran las seis de la tarde del 5 de octubre de 1927, cuando el Rey Alfonso XIII, llegó a las instalaciones de la empresa petrolífera Ybarrola, con el fin de recorrer sus instalaciones y dar por inaugurada oficialmente sus instalaciones. La reina Victoria Eugenia, se encontraba en esos momentos visitando las instalaciones del hospital de la Cruz Roja, ubicado en las inmediaciones de la Plaza de Azcarate. Una vez que llega a las instalaciones, en la puerta le esperaba el propietario Carlos Ybarrola, el director Delgado Brakenburi y directivos de la empresa. Alfonso XIII, recorrió todas sus instalaciones interesándose por la marcha de la empresa y conversando con algunos empleados que se encontraban en el interior, subió a la planta superior donde elogio la construcción de este edificio de estilo inglés asomándose al mirador principal desde donde saludo a los muchos ceutíes que esperaba su salida desde los alrededores del edificio. Aproximadamente una hora duro la visita, en el jardín exterior se había colocado una mesa con el libro de oro de la empresa donde estampó su firma y dio por concluida la visita expresando a su propietario su total apoyo a estas nuevas instalaciones de la empresa petrolífera.

PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO
El chalet de Ybarrola, está catalogada en el Plan General, con el nivel 2, por lo tanto se protege las características del edificio en su presencia en el entorno, preservando los elementos arquitectónicos que definen su forma de articulación con el espacio exterior. Pero teniendo en cuenta que cuando se adjudique para un uso, las obras que se realicen de conservación, no podrán alterar los elementos de diseño del edificio y las acciones de consolidación, deberán adecuar los elementos y materiales empleados a los que presente o presentase el chalet antes de sufrir modificaciones menores. Por otra parte las obras de restauración, deberán conservar la decoración original congruente con la calidad y uso del edificio. En ningún caso conllevarán demoliciones de la construcción original.

Ciertas exhibiciones del patrimonio histórico de nuestra ciudad pueden ser de tal envergadura que logran formar parte del patrimonio de toda la humanidad, como el Foso navegable de San Felipe. Pero la conservación de este Chalet también forma parte del cuidado de nuestro patrimonio histórico. Se trata de un edificio emblemático. Sus elementos, arcos, balcones y portalada nos recuerdan las típicas casonas inglesas de principios de siglo XX. Se trata de un edificio de varios cuerpos, destacan por los juegos de vanos de variadas formas, ya que unas veces se presentan como simples ventanas y otras como balcones, solanas, etc. Finalmente cabe destacar la gran variedad de materiales empleados por el arquitecto, de quien no sabemos quien fue, ni se conserva en Ceuta ningún documento que indique año de comienzo de las obras, planos, presupuesto, trabajadores…

En el Plan General de 1992, en su articulo diez lo explica con precisión; El nivel 2 de protección de este Chalet, también especifica muy bien que se prohíben la obras que afecten a la estructura en planta baja y que no vayan dirigidas a la conservación o restauración de la misma. Por otra parte también se indica que no se puede alterar el orden en la proporción de los huecos originales y sobre la fachada del Chalet de Ybarrola, se prohíbe la colocación de toda clase de anuncios y no podrán construirse nuevas marquesina, a menos que se trate de reponer las originales que pudieran autorizarse y el tratamiento de color será, en todo caso, respetuoso con las características estético-ambientales del Chalet.

LOS REYES EN CEUTA

Rememoremos que Alfonso XIII y Victoria Eugenia llegaron a Ceuta en la mañana del 5 de octubre de 1927, a bordo del acorazado Jaime I. Le acompañaba el presidente del gobierno general Primo de Rivera. La ciudad se preparó con todas su mejores galas para recibir a los Soberanos, el presidente de la Junta Municipal, José García Benítez, edito un bando donde explicó a los ceutíes la importancia de esta visita, la cámara de Comercio por medio de su presidente Manuel Delgado, dos días antes, envía una nota a la prensa invitando a los comerciantes a cerrar sus establecimientos e instalaciones industriales, así como que iluminen y adornen sus fachadas con banderas, y que asistan al puerto.

Desde el acorazado Jaime I desembarcaron los Reyes, el Presidente de la Junta Municipal fue el primero en cumplimentarlos, seguido de los generales Sanjurjo, Berenguer y Souza y las diferentes personalidades locales que se encontraban en el muelle. Tras desembarcar, Alfonso XIII pasó revista a las tropas que les rindieron honores, y a continuación se dirigieron al acuartelamiento de la Legión Dar Riffien, emplazado en el Protectorado, donde la reina Victoria Eugenia hizo entrega de una bandera al Tercio y pronunció un discurso. La enseña la recibió el coronel Sanz de Larin. El Rey en este acto, impuso diferentes condecoraciones a altas cargos militares, como el general Sanjurjo y el comandante Burguete con la Cruz de San Fernando y la Medalla militar al coronel Oswaldo Capaz Montes. Sobre las cuatro de la tarde comenzó el desfile interviniendo el Regimiento Infantería de Ceuta, Sección de Artillería, Ingenieros, Sanidad, Compañía de Mar, Sección de Carabineros, Guardia Civil, Tábor de Regulares de Tetuán y por último las cuatro banderas del Tercio.

Tras volver a Ceuta, visitaron la Iglesia de Nuestra Señora de África, terminada la ceremonia religiosa salieron del templo hacia el edificio del Ayuntamiento, donde se celebró una recepción oficial. Con posterioridad visitaron el hospital militar y después se marcharon hacia el acorazado Jaime I donde se celebró una cena ofrecida a las autoridades locales. Al día siguiente marcharon hacia la capital del protectorado, Tetuán y a su vuelta la Junta Municipal le ofreció en el salón del trono del recién inaugurado edificio municipal una cena, dando por concluida la vista a Ceuta.

La Cámara de Comercio les entregó un cheque de veintisiete mil pesetas para la Ciudad Universitaria Madrileña, recolectada entre los empresarios ceutíes. Y Alfonso XIII y Victoria Eugenia entregaron a la Junta Municipal mil pesetas, para repartirlo entre los pobres de la ciudad. El ayuntamiento a los pocos días acordó repartirlo entre diez viudas “pobres de reconocida honradez y moralidad y que tuvieran hijos”. Y como dato histórico, fue la última visita de un Rey a muestra ciudad, han pasado 80 años…











PATRIMONIO EN INMINENTE RUINA

Se está dejando derrumbarse a “trozos”, este magnífico Chalet, muchas veces se dice que las imágenes hablan por si solas, en esta serie de fotografías podemos ver como las balconadas están en estado lamentable, enganchadas con redes, los cristales de las ventanas no existen y se han transformado en maderas y cartones, las preciadas maderas de los techos están dejando de existir y cuando se deseé recuperarlas ya no existirán. La maleza se esta comiendo parte de los muros. Sobre la protección de nuestro Patrimonio Histórico debemos instar al Gobierno municipal a ejecutar las iniciativas necesarias, en el ámbito de sus competencias, para salvaguardar este edificio y que se cumpla con la legalidad vigente en el ámbito de sus competencias sobre protección del patrimonio.

1 comentario:

EDICIONES LIBROS CEUTA dijo...

Email de Francisco Sánchez Montoya:
fsanchezmontoya@hotmail.com