martes, 30 de octubre de 2007

CASA DE LOS DRAGONES EN CEUTA


FRANCISCO SÁNCHEZ MONTOYA
http://www.guerrayrepresion-ceuta-protectorado.com/

Por encargo del que fuera Alcalde de Ceuta entre 1897 a 1903 Francisco Cerni González, se construyó la habitualmente conocida como “Casa de los Dragones”, terminándose en 1905 bajo la dirección de José M. Cortina Pérez (1868-1950), arquitecto valenciano que se incluye como uno de los mayores representantes del eclecticismo de la época.

Hace apenas un año, se volvió a reinaugurar tras una importante remodelación construyéndose por parte del gran artista Romero los dragones, que fueron quitados hacia 1925 y reformado sus balcones y fachas. Durante este siglo de historia, han sido varios los inquilinos de este edificio, ya muy tempranamente la familia Cerni la alquilaron al Casino Africano. Tras la muerte de Francisco Cerni la casa pasó a propiedad de sus sobrinos, hijos de Ricardo. Tras la sublevación de 1936 pasó a manos de Falange Española, quienes instalaron allí sus oficinas. En 1946 la casa fue vendida con toda la finca colindante a las Misioneras de la Inmaculadas Concepción siendo reestructurado interiormente para colegio salvo ciertas habitaciones que se conservaron para vivienda del Obispo.

Pasando años más tarde a propiedad privada y ocupando una buena parte de sus bajos una entidad de ahorro. Afortunadamente y gracias al interés de su propietario Salomón Benhamú se pudo arreglar la parte exterior en 1973 y en 1996, quitar carteles, cables, una visera que construyó la entidad bancaria y revestir la parte baja con placas de mármol logrando un gran adecentamiento junto a la iluminación de todo su exterior por parte de la Ciudad Autónoma.

Si los muros de este emblemático edificio hablaran nos contarían la historia de Ceuta en el ultimo siglo. Cuando aun se estaban dando los últimos toques a su construcción vio pasar bajo sus balcones al joven Rey Alfonso XIII en 1904, incluso se instaló entre su fachada y el Casino Militar un arco de bienvenida. El paso de los heridos de la Guerra de Marruecos hacia el hospital Central, justo a pocos metros. La llegada de la dictadura de Primo de Rivera en 1923, o la visita nuevamente de Alfonso XIII junto a doña Victoria Eugenia en octubre de 1927. En su balcón vio ondear la bandera tricolor desde la primera vera de 1931, la sublevación de julio de 1936 y tras cuarenta años de dictadura, nuevamente vio llegar la monarquía, la democracia, manifestaciones autonómicas…
La casa fue concebida como un todo, en consonancia con la plaza en la que estaba ubicada, en ella iba a vivir una familia importante de la ciudad, de ahí su entrada espaciosa y sus ventanales amplios en el piso inferior y situado frente a los edificios del gobierno inspiraban su aspecto de castillo. Todo el piso inferior estaba realizado en piedra artificial lo que aún realzaba más su aspecto de fortaleza medieval.




¿EDIFICIO CON SIMBOLOGÍA MASÓNICA?

Según los datos que he podido obtener en el Archivo Histórico Nacional de Salamanca, uno de los hermanos Cerni, Ricardo, pertenecía desde 1891 a la logia ceutí “África Nº 50” recordemos que desde ese año hasta 1895 fue alcalde de Ceuta. Tenía el grado 3º y su nombre simbólico era Daoiz.

Esta sociedad estaba muy introducida en la vida de aquella Ceuta de finales del siglo XIX. En estos años las logias existentes eran “Africana 112” y “África Nº 50”. Significar que desde 1884 a 1907, la ciudad tuvo siete alcaldes, y cinco eran masones. Enrique García Ponce, entre 1884-87 y posteriormente de 1889-91; Ricardo Cerni González entre 1891-95; Diego Más Fortea, entre 1895-97 y Juan Sánchez García entre 1904-07.

Por otra parte según una investigación muy meticulosa y académica de Berta Hernández, en varios momentos de su detallado examen se hace la pregunta sobre posibles símbolos en el edificio. En la página nueve de su análisis escribe: “Algunos piensan que la finalidad de la casa era ser sede de una entidad bancaria privada de la que eran participes los Cerni, esta entidad se declaraba abiertamente masónica de donde se explicaría la decoración con una simbología determinada… En el mirador se ve un tímpano liso y restos de una decoración con adoquinado y rabos de dragón presentando una bóveda de cuarto de cañón construida en acero con decoración de escamas u hojas de acacia” (1).

Recordemos que la acacia es un símbolo masónico de la inmortalidad del alma, debido a su verdor renovado y persistente en medio de las arenas del desierto. La reiteración del uso de algunos elementos distingue a este autor. Algunos de estos elementos decorativos parecen tener una simbología, por ejemplo: los tornillos con cabeza de aspa, la profusión vegetal, la utilización de la bóveda, símbolo de homenaje en la masonería. Pero no poseo datos suficientes para basar esta teoría, y resaltar que estos mismos elementos son utilizados en casi todas las obras del autor lo que parece inclinar más la teoría hacia un medievalismo fantástico, más si tenemos en cuenta que a partir de 1905, gracias a la influencia del modernismo estos excesos irán desapareciendo de la obra del autor.

1 comentario:

EDICIONES LIBROS CEUTA dijo...

Email de Francisco Sánchez Montoya:
fsanchezmontoya@hotmail.co